image-9

Una historia de Areola – Artista y Especialista Hernán Sutty

Una historia de Areola

Artista y Especialista Hernán Sutty

Bélgica – Bruselas

Desde cubrir cicatrices de mastectomía hasta reconstruir areolas y pezones realistas, Hernán Sutty dice que la carrera de un artista tatuador supone algo más que dibujar dragones y flores.

Fue la visita de una mujer a su estudio en la Patagonia Argentina que había atravesado una mastectomía unilateral que cambio el rumbo de la carrera del artista.

Cierta mujer, jovial y profesional de la medicina, ya era la segunda vez que pasaba por la puerta del estudio con intenciones de entrar. Desde el centro médico donde ella atiende a niños como pediatra, le habían reiterado que en aquel estudio de tatuaje se encontraba un artista tatuador muy profesional y que debía ir a verlo por el caso en cuestión. Finalmente, se atreve a ingresar a aquel estudio un poco artístico, un poco moderno, un poco incluso dónde algunos llegan a confundirse de que es lo que realmente trasciende en ese lugar. La atmósfera es algo nueva para ella, viniendo de un mundo tan diferente, para ser honestos, bastante reacio a la palabra tattoo.

En ese preciso momento Hernán Sutty termina un trabajo y puede atenderla en privado, de buenos modales. Ella se distiende y de ser la consultora en ese memento pasa a ser la consultante.

Fue un flechazo a primera vista, dice Hernán Sutty, el reto de poder una vez más enfrentar el desafío y la sensación de poder ayudar y realizar aquella reconstrucción de areola. Aunque contaba con una certificación internacional Master Training, aquel sería su primer tatuaje de reconstrucción de areola.

Las Campeonas como las denomina él mismo, por llegar hasta esa fase final de reconstrucción le suelen confesar una cierta experiencia diaria, el llamado “encontronazo de mastectomía”, pasar por delante del espejo del baño por la mañana y verse reflejada y confrontar nuevamente las secuelas. Es un constante recuerdo del cáncer, pero le han contado que el tatuaje de areola ayuda a sanar y reencontrarse.

Con 19 años como artista diseñador internacional, 9 años como tatuador y 4 años como especialista en micropigmentación, Sutty, como prefiere ser llamado dijo sí a aquel desafío impulsado por la humanidad que lo caracteriza y desde entonces ha estado utilizando sus talentos artísticos y creativos para recrear areolas realistas y pezones 3D. Así colabora desde la estética reconstructiva a que las mujeres se amiguen de manera definitiva con el espejo y con la vida, sabiendo que la misma le regala la oportunidad y privilegio de acompañar en ese viaje a estas Campeonas contra el cáncer de mama.

Aquella primera mujer que se convirtió en su amiga casi admiradora le confieza que el tatuaje le cambió no solo la vida, también el pensamiento en cuanto a los tatuadores, que tantas veces son mal juzgados o comprendidos, como suelen ser los artistas. Además volvió acompañada mas tarde de su pareja para presentarle aquel medio mago, místico artista y si fuera poco lo recomendó precisamente a su cirujano plástico y especialista en mastectomía, el Dr. Ignacio Del Pin, quien a partir de entonces le derivaba pacientes para que Sutty con tanta dedicación, profesionalismo y responsabilidad realice la reconstrucción estética.

Esa primera experiencia fue increíble, ella estaba tan feliz. Cuando terminaron el tatuaje quería compartirlo con el mundo para promover a otras supervivientes del cáncer que el tatuaje es una opción y hay en quién confiar.

No hay tantos artistas tatuadores que se dediquen a las areolas, y aunque los hospitales y los cirujanos plásticos incorporen el tatuaje y la repigmentación dentro de la cirugía reconstructiva, suelen ofrecer algo bastante rudimentario, simple y lejos de conseguir un efecto realista.

Hoy día Sutty recibe pacientes derivadas de cirujanos plásticos entre otros casos que necesitan aplicaciones paramédicas que se resuelven con la micropigmentación o el tatuaje. En Argentina incluso tenía casos de pacientes que viajaban entre cien o trescientos kilómetros solo de ida para tratarse con el.

Siento tremendo respeto por la mujer, mas aún sabiendo que luego de la batalla ganada buscan a ese artista tatuador para finalizar ese capítulo, cuando nunca antes pisaron un estudio de tatuaje, conocer a estas Campeonas es lo más gratificante de la profesión, nos cuenta Sutty.

En la Patagonia Argentina, Sutty con la ayuda incondicional de su esposa lanzó una campaña solidaria denominada “Tinta Renacer” con las mujeres que carecían de recursos para financiarse la reconstrucción estética que fué difundida por todos los medios. En caso de que una mujer necesitase una reconstrucción de areola, el artista lo haría por amor al Arte.

Sutty se enamoró del cuerpo humano, de la conección tan directa y tangible como emocional que une a la paciente con su servidor.

Después de haber trabajado en EE.UU, Barcelona, Copenhagen, México y Argentina, comenzó a gestionar su propio estudio de tatuaje y micropigmentación desde el año 2010 a 2019, hoy reside en Bruselas y trabaja como freelance con institutos de estética como BOSEN y centros médicos como Louise Medical Center. Siempre buscando expandir el espectro solidario.

Con formación Internacional obtenida en Barcelona en Diseño este artista de la estética realizó un curso con la London Art College sobre Live Drawing and Painting se formó como técnico en micropigmentación y dermopigmentación en la Escuela Argentina de Micropigmentación, participó en seis master clases en Sao Paulo, se especializó en México donde obtuvo cuatro Certificados Internacionales en Master Training de Nouveau Contour para mejorar sus técnicas y perfeccionamiento ya que es su pasión.

Cada vez hay mujeres mas jóvenes que han superado el cáncer de mama y buscan propuestas más creativas para cubrir sus cicatrices, opciones de diseños con motivos artísticos, cuenta Suttypor esto ofrezco alternativas mas amplias para esas Campeonas y luchadoras de la vida.